fbpx

Las 5 razones (diciembre 14)

Comparte:

Hace unos años no teníamos idea de que las necesitamos, y hoy es prácticamente imposible imaginar la vida sin ellas. Son las aplicaciones en el teléfono celular. Desde el calendario y la lista de tareas, hasta el entretenimiento y nuestra red de contactos, todo -o casi- lo tenemos al alcance de la mano gracias a ellas. Pero espero que no seas de esas personas que tienen el teléfono lleno de aplicaciones que nunca utilizan, que las instala porque se la vio a alguien en la oficina o se la recomendó un amigo.

 

Es sabido que más del 80% de las aplicaciones nunca son utilizadas después de ser descargadas, que lo único que hacen es utilizar parte de la memoria de nuestro dispositivo, además de hacer mas difícil encontrar las que de verdad necesitamos.

 

En este como en muchos casos, menos es más. Entre menos cosas tenga más disfruto de ellas, tener muchas opciones lo único que genera es estrés y desgaste mental por decidir cuáles utilizar.  Sí, también a mí me pasa, es difícil resistir la tentación de bajar un juego o una nueva red social, por eso lo que hago cada dos o tres meses es revisar todo lo que tengo instalado y eliminar todas aquellas que no he utilizado en más de un mes. Si por cualquier razón necesito alguna más adelante, tan sencillo como descargarla otra vez.

La limpieza más reciente pasó ayer, por eso, hoy quiero recomendar…

 

Las 5 aplicaciones más importantes para mí durante todo el año. Si no las conoces, dales una oportunidad. Las he utilizado tanto que son más que aplicaciones, son Las 5 razones de esta semana.

 

1.- Evernote

La llamo la memoria perfecta. Literalmente es un cuaderno digital donde puedo escribir todo en el momento que se me ocurre y nunca olvidarlo. Es muy fácil de manejar y adaptar a las necesidades de cada persona, puedes configurarla a la medida de tus necesidades e irla personalizando según cambian tus proyectos y necesidades.

Permite guardar texto,  imágenes y audios, y sincronizarlos en todos tus dispositivos. Así, tengo absolutamente toda mi información al alcance de la mano en cualquier momento y lugar.

 

 

2.- Remember The Milk

Es el mejor administrador de lista de tareas que he utilizado. Es muy práctico, no tiene demasiadas opciones para configurar, y por eso me gusta. Prefiero tener una lista de tareas fáciles de leer y actualizar, que gastar demasiado tiempo en trabajar con aplicaciones complejas.

Permite agrupar los pendientes por proyecto (listas), por día, por etiquetas (tags), por prioridad. Tiene diferentes niveles de alertas para estar al día con lo que tienes que hacer y entregar en cualquier momento. Sincronización disponible entre sus versiones móvil y desktop.

 

 

3.- Audible

Migrar del libro físico al audio-libro catapultó mi nivel de lectura de manera impresionante. Es gracias a Audible que puedo leer -en realidad escuchar- en promedio 2 libros por mes.

Audible es una compañía hermana de Amazon, así que si algún libro tiene versión audio disponible, es una garantía que lo encontraras en ahí. Gracias a que permite descargar los libros y escucharlos aún cuando no estás conectado a internet, lo puedes utilizar en el avión, en el gimnasio y mientras corres. ¡Ya no hay tiempos muertos!

 

 

4.- Map My Run

Otra prioridad del año fue la salud y el cuidado personal. Pocas cosas disfruto tanto como la sensación de terminar agotado después de mi rutina de ejercicio los fines de semana. Correr tiene casi el mismo efecto que la meditación, te coloca en un estado de ánimo de mucha claridad, por lo menos es lo que hace conmigo. Estoy seguro que también te puede funcionar.

Map My Run te ayuda a encontrar rutas de carrera (o caminata) en cualquier parte donde vivas, conectar con amigos que hacen lo mismo y tener un seguimiento de tu actividad. Es muy estimulante ver que día a día mi desempeño mejora y que el ritmo al que corro se mantiene a un nivel muy aceptable. Esta aplicación es el entrenador de carrera que me acompaña todo el tiempo.

 

 

5.- Downcast

¿Te había dicho que soy adicto a escuchar podcasts?, bueno, creo que no es lo mismo que una adicción, pero sí puedo calificarlo como una gran afición. Definitivamente ni Apple Podcasts ni Stitcher han sido apps de mi total agrado, no son intuitivas ni fáciles de administrar. En cambio, Downcast hace muy fácil manejar mi lista de podcasts favoritos.

Puedes hacer listas (por temas o bajo cualquier otro criterio), manejar la velocidad en que los escuchas, editar el minuto en que empiezas y terminas un episodio, compartirlo en redes sociales de manera muy sencilla, y algunas otras funciones de personalización más.

Puedo pasarme horas hablando de las bondades de esta aplicación, pero no es el motivo de este boletín, lo único que me interesa es compartir contigo el interés por conocerla, ojalá lo hagas y descúbrase muchos programas de tu interés.

 


 

 

A pesar de que las cosas importantes de la vida -las que nos marcan y definen nuestro destino- no han cambiado mucho, nuestro día a día definitivamente es muy diferente al de hace algunos años. Me encanta el cambio, lo celebro y estoy ansioso por saber qué viene, qué otros hábitos puedo incorporar a mi vida. Pero eso no evita que sienta nostalgia por algunas cosas del pasado, por ejemplo, extraño mucho la idea de ir a una tienda de discos y descubrir música nueva. Spotify lo hace muy práctico, pero en cierta manera muy individualista.

¿Qué hábitos de antaño extrañas más?, ¿qué cosas te gustaría que nunca hubieran cambiado? 

Mándame tus comentarios a info@iclatino.com, a través de Twitter o cualquier red social bajo @iclatino.  

 

Si te gustó esta nota y otras del blog, compártelas con tus contactos mediante los enlaces de redes sociales o de correo electrónico. ¡Gracias!

 

Comparte:
×
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!
¡Regístrate en InconfundibleMENTE!