8 ideas para invertir en ti con poco dinero (y obtener muchos beneficios)

Cuando hablamos de inversiones, generalmente nos referimos a dinero. Por supuesto, es importante entender su reglas y hacer buenas inversiones, pero para asegurarte un buen futuro, el dinero no es la única inversión que tienes que hacer. Invertir en ti mismo es un mejor negocio. No va a pasar mucho tiempo para que empieces a ver los dividendos, además de garantizarte una mejor calidad de vida a futuro.

 

8 ideas para invertir en ti con poco dinero, obteniendo muchos beneficios:

 

1) Lee más

Leer es una manera fantástica de invertir en ti mismo. Es relativamente barata o, en muchas ocasiones, completamente gratis. Si tienes una tableta o un teléfono inteligente, puedes leer prácticamente en cualquier momento. Idealmente deberías leer por lo menos un libro al mes, pero si no puedes, no te detengas, empieza por leer artículos cortos para desarrollar el hábito de la lectura.

Sin exagerar, los beneficios son impresionantes: estimula la imaginación, mejora tu vocabulario, incrementa tu cultura general, te relaja, descubres soluciones a problemas que no te permiten avanzar, aumenta tu capacidad de comprensión y retención, y, por si fuera poco, autores o grandes pensadores se pueden convertir en tus mentores. ¿Tengo que decir más?

 

2) Consigue un mentor (y conviértete en uno)

Si de verdad quieres invertir en ti y en tu futuro, tienes que encontrar un mentor. No tienes idea cuántas personas extraordinarias están deseosas de compartir su conocimiento. Muchas veces es tan sencillo como preguntar. Recuerda que la relación tiene que ser benéfica para ambas partes. Cuando te acerques a alguien, tienes que saber qué vas a ofrecerle a cambio, piensa de qué manera esta relación puede ayudar a tu mentor potencial.

Tener un mentor te ayuda a evitar ciertos errores aprendiendo de la experiencia de alguien más, y a ampliar tu pensamiento, inspirarte y desarrollar nuevas habilidades.

Ahora que sabes esto, ¿no sientes ganas de hacer lo mismo por alguien más? Todos tenemos más experiencia que alguien en algún campo, compártelo. Dejar un legado tocando la vida de otras personas es muy gratificante.

 

3) Aprende algo nuevo todo el tiempo

Hoy en día es imposible destacar si no estamos actualizándonos y preparándonos permanentemente. Las personas más exitosas se preocupan por informarse, educarse y ampliar sus capacidades de manera constante. Por supuesto leer y trabajar con un mentor son experiencias que nos ayudan a aprender cosas nuevas, pero en este punto me refiero a regresar a la escuela. Esto no quiere decir que tienes que inscribirte otra vez en una institución educativa, hoy existen muchas oportunidades de aprender de manera económica o gratuita a través de internet. No exagero si digo que las posibilidades son ilimitadas.  Desde aprender otro idioma hasta convertirte en programador de sistemas o dominar Excel, todo se puede aprender online a un precio muy módico.

Acumular habilidades te hace más valorado como profesional y te ayuda a diferenciarte de la competencia, además de mantenerte joven y activo por más tiempo.

 

4) Haz un plan de vida y establece objetivos medibles

Parece tan obvio que nunca se le da la importancia que tiene, pero establecer objetivos y un plan para alcanzarlos es una de las mejores maneras que tienes para invertir en ti. Un porcentaje bajísimo de personas lo hace, la mayoría pasa sus días trabajando sin tener una razón clara para hacerlo, salvo pagar las cuentas. Por eso, cuando te decidas a hacerlo, te vas a distinguir del montón.

Imagina que quieres llegar a casa de alguien pero no tienes la dirección, eso es vivir sin objetivos. Establecer metas y una estrategia para alcanzarlas es equivalente a tener un mapa para llegar al éxito. Te muestra la posición en la que estás actualmente y te ofrece todas las opciones que hay para llegar al punto que buscas. Cuando tienes clara tu misión es mucho más fácil tomar decisiones y valorar el tiempo que inviertes en todo lo que haces.

Establece objetivos personales y profesionales claros, determina cuándo y cómo quieres alcanzarlos, evalúa constantemente el progreso y compártelo con alguien -idealmente con tu mentor- para aumentar tu grado de compromiso y responsabilidad.

 

5) Haz ejercicio

¿Cuántas veces hemos escuchado la expresión “menta sana en cuerpo sano”? Pues a pesar de eso, la mayoría de las personas no consideran hacer ejercicio una prioridad, no es parte de su rutina diaria y únicamente lo hacen cuando tienen tiempo libre.

Para hacer ejercicio no hace falta pagar la membresía del gimnasio más caro ni tener la ropa deportiva más innovadora, sólo hace falta tu compromiso y el elevar el respeto que tienes por tu persona.

Hoy existen miles de aplicaciones que te guían de manera gratuita para hacer ejercicio en casa, oficina o gimnasio. Si es necesario duerme 30 minutos menos, pero líbrate de las excusas y conviértelo en una hábito inalterable.

Si consideras que esto no es suficiente, te puedo asegurar que además te hará sentir más seguro, aumentando tu confianza y autoestima.

No pienses que hacer ejercicio tiene como objetivo únicamente perder peso para lucir mejor, hacer ejercicio es la representación más fiel de tu carácter y cómo respetas un compromiso. Es el amor que sientes por ti y el respeto que esperas de los demás.

 

6) Come bien

Cuando digo comer bien no me refiero a comer en los restaurantes más caros, me refiero a comer sano. Decidir bien qué comemos nos hace más productivos hoy y más sanos mañana. Comer de manera saludable afecta todos los aspectos de nuestra vida. Los alimentos son la energía que nos permite estar enfocados y terminar más tareas de manera eficiente.

Comer es una de esas actividades que repetimos varias veces durante el día y tal vez por eso no se considera algo importante, ponemos más atención en las cosas extraordinarias, las que no pasan a diario. Pero recuerda que lo que hacemos diario y de manera constante es lo que nos define.

Elabora un plan de alimentación sencillo. Administra bien tu tiempo para consumir más alimentos en casa, elimina la comida rápida por completo, así como la comida excesivamente procesada, las grasas saturadas y el azúcar. Cambia la gratificación inmediata por los frutos a mediano y largo plazo.

 

7) Practica algún tipo de meditación y duerme más

Aprender a meditar y ser más consciente (el famoso “mindfulness” en inglés) tiene un efecto tremendo en tu vida. No me digas que no tienes 10 minutos al día para invertirlos en ti. La ciencia ha demostrado que la meditación mejorara la concentración, reduce el estrés, aumenta tus niveles de felicidad, retrasa el envejecimiento,  promueve la ecuanimidad y mejora tu aceptación de los demás.

Por otro lado, acostarse temprano y levantarse temprano es un rasgo que la gran mayoría de las personas exitosas han desarrollado. Les permite ser más productivos, disfrutar de un tiempo tranquilo, desayunar adecuadamente (la comida más importante del día), reducir el tiempo perdido en el tráfico y hacer ejercicio. Así, cuando comienzan su día de trabajo tienen más energía y enfoque.

Cuando dormimos lo suficiente, la mente cristaliza el conocimiento que adquirimos durante el día, además de que retrasa el envejecimiento.

 

8) Viaja

Haz un esfuerzo para viajar con la frecuencia que puedas. No tienes que viajar al extranjero o gastar mucho dinero para obtener sus beneficios. Muchas veces es suficiente trasladarte a unas cuantas horas fuera de tu ciudad para experimentar otras formas de vida y culturas distintas, lo cual deja una gran experiencia y aprendizaje.

La intención es salir de tu zona de confort, exponerte a diferentes problemas y soluciones, experimentar cosas que no haces habitualmente y ampliar tu manera de pensar. Viajar amplía tu perspectiva y te conecta con el mundo. Abre tu mente, descubre otras maneras de apreciar la vida e incorpora lo que funcione en tu situación actual.

 

Estas son las 8 ideas que mejor me han funcionado para invertir más en mí, pero no son las única. Aquí te comparto otras:

 

  • Reducir el tiempo que pasas viendo TV y en redes sociales.
  • Consumir contenido que te inspire y con el que puedas aprender algo nuevo.
  • Comprar menos cosas materiales y disfrutar más lo que ya tienes.
  • Eliminar las amistades tóxicas y fortalecer tu relación con familiares y amigos.
  • Desarrollar una rutina diaria de hábitos sanos y divertidos.

 

No intentes incorporar todas la mismo tiempo, empieza poco a poco pero de manera sostenida para conseguir pequeñas metas y encontrar motivación para seguir adelante.

Invertir en ti mismo no es una práctica común, la mayoría de la gente piensa que las inversiones siempre incluyen cosas materiales. También las mayoría de la gente vive una vida entera sin alcanzar el éxito.

 

×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)