119: Tener más de una pasión es una ventaja

Recientemente un par de personas me escribieron para comentarme que tenían un problema. Estaban preocupadas porque se sentían atraídos por varios caminos profesionales. Además de que ninguna opción los llenaba por completo, muchas veces al explorar cosas nuevas se sienten atraídos también. Les preocupaba que se les pasara más tiempo sin encontrar su verdadera vocación, se sentían en desventaja frente a sus compañeros.

 

¿Cómo voy a encontrar mi vocación si me gustan muchas cosas pero nada me atrae lo suficiente?

Lo primero que les dije es que no están solos, a pesar de ser la minoría, hay mucha gente que tiene varias pasiones, y esto lo aprovecha para diferenciarse de su competencia. Donde todos ven el problema, ellos ven la oportunidad.

En segundo lugar, tener varios intereses no tiene porqué estar mal. Es cierto que en gran medida la sociedad celebra la especialización, tanto la estructura laboral como los sistemas educativos nos orillan a poner “todos los huevos en una canasta”, a dedicar la mayor parte de nuestro tiempo y energía a dominar una actividad e intentar convertirnos en expertos en ello. Lo que pocas veces se dice es en un mundo tan interconectado como en el que vivimos, la competencia es global, muchas veces motivada por una búsqueda de mano de obra barata y no por calidad. Como resultado, las oportunidades para destacar disminuyen día a día, pero lejos de ser un problema, tener varias opciones es una ventaja competitiva para cualquier profesional.

Hay que reconocer que ser especialista tiene sus fortalezas, pero sin duda los interesados en varios temas también.

Por ejemplo, somos muy buenos en transferir habilidades, lo que quiere decir que nos podemos mover de una industria a otra sin problema. Nuestra adaptación es rápida, aportamos ideas frescas y novedosas a cualquier lugar que vamos y, por lo general, somos el motor del cambio.  Las ideas más revolucionarias siempre vienen de fuera, empujadas por alguien ajeno a los vicios, dinámicas o rutinas de una industria.

 

Tener muchas pasiones es una cualidad, como ser disciplinado, creativo, agradecido o audaz. La clave es cómo lo encauzas para utilizarlo a tu favor.

 

Encontrar una pasión no es una ciencia exacta, muchas veces intentamos varias cosas hasta encontrar una que en verdad nos contagia. Lo que sí es sabido, es que el convencimiento se encuentra únicamente a partir de la práctica. Nadie se interesa por algo nuevo sin antes experimentarlo. Hoy es normal descubrir hobbies nuevos con una edad avanzada, tanto así que muchas personas lo han transformarlo en un negocio o estilo de vida sin abandonar si actividad principal.

Estamos viviendo la revolución más radical de los últimos 100 años. El conocimiento y los procesos de producción se han democratizado, prácticamente todo el mundo  puede diseñar y producir un producto o servicio. Con tantas cosas interesantes pasando en el mundo ¿por qué tenemos que interesarnos solamente en una? La especialización como estrategia funciona, pero no tiene porqué funcionar igual para todos. Si la gente quiere que funciones igual que ellos, es su problema, no el tuyo.

No existe un respaldo científico, pero es información que se ha publicado en muchas revistas de negocios. Las personas más ricas en Estados Unidos tienen en promedio 7 diferentes fuentes de ingreso. Ninguno domina todas las industrias en las que participa, pero todos tienen el suficiente conocimiento e interés para hacer una inversión y ganar dinero de ello.

 

Invierte en ti diversificando tu inversión

No quiero confundirte, no estamos celebrando la mediocridad, pero si no eres el absolutamente mejor en algo, diversifícate. Tener habilidad y conocimiento en varias cosas definitivamente te hace diferente; es tu marca, es tu super poder.

Para concluir, puedo recomendarte que identifiques cosas por las que te sientes atraído e interesado, inténtalas y explóralas. Haz pequeñas apuestas e inversiones en ellas, poco a poco ve cuáles crecen en ti y empieza a sumarlas a tu arsenal de negocios o habilidades. Es mucho más fácil si consigues unificarlas bajo el mismo estilo de vida que bajo la misma industria. A mí me gusta ver la vida como una inversión donde tú decides si pones todo tu capital en una sola cuenta o te diversificas en varios fondos.

 

×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)