Episodio 111: 10 enseñanzas de La Magia De Pensar en Grande de David Schwartz (The Magic Of Thinking Big)

La Magia de Pensar en Grande, de David Schwartz (The Magic of Thinking Big) es un libro clásico de los negocios y superación personal. Publicado por primera vez en 1959, el libro no ha perdido vigencia porque se ocupa de los principios básicos del desarrollo personal o empresarial, y esos no han cambiado. Está lleno de enseñanzas que se pueden aplicar de manera sencilla en la vida diaria.

Es una libro ameno y fácil de leer. En esta ocasión yo escuché en versión audio libro, y dura aproximadamente 10 horas. La verdad es que el tiempo se pasa volando porque no deja de proponer ideas y soluciones a problemas que se presentan en la vida profesional de todas las personas.

 

A grandes rasgos, David Schwartz propone que si bien el talento y la inteligencia son importantes para alcanzar el éxito, no son determinantes. Es la mentalidad y la determinación personal lo que marca la diferencia entre las personas que consiguen destacar por su logros y quienes se quedan en la mediocridad.

Según Schwartz, el éxito no está determinado por la capacidad intelectual de las personas sino por el tamaño de sus sueños. Pensar en grande tiene un efecto domino en toda nuestra vida. Quien sueña con una mejor posición, una casa más grande o un mejor ingreso, predispone todas sus acciones para intentar conseguirlo. Un dato curioso que demuestra esta teoría es que existen muchas menos solicitudes para los puestos de trabajo más alto y donde se paga más, que para posiciones medianas donde curiosamente hay más competencia.

 

Pensar en grande es el primer paso para alcanzar el éxito. Estas son las diez enseñanzas de la lectura de este libro.

 

1.- Piensa que puedes triunfar y lo lograrás

El éxito significa mucho más que cosas materiales. Es la libertad, el respeto y la admiración de otros. Por ello es muy importante creer que puedes triunfar, porque así transmites cómo quieres ser percibido por las personas. Cuando tienes la actitud de que puedes mover una montaña, en tu cabeza se despierta la mentalidad que trabaja en función de como conseguirlo. Creer que puedes hacer algo es el factor esencial para conseguirlo.

Lo más importante es poner a tu mente a trabajar en tu beneficio, imaginar grandes logros, admirar y estudiar a quien lo ha conseguido antes y nunca pensar en el fracaso. El tamaño de tus éxitos está determinado exclusivamente por el tamaño de tus pensamientos.

 

2.- Deja de poner excusas

Schwartz nos dice, de manera chistosa pero cierta, que las personas mediocres están enfermas de “excusitis”, y que ésta como cualquier otra enfermedad, si no se cura sigue empeorando. Las excusas más comunes son: la edad, la salud, la inteligencia y la suerte. Pero como ya habíamos establecido, ninguna de estas es determinante en el éxito que podemos alcanzar.

Para curar la excusítis hay que priorizar el pensamiento positivo, porque a veces daña más el pensamiento negativo que la enfermedad.

No es necesario saber todo ni tener la mejor memoria, lo que se necesita es buena actitud para buscar a las personas correctas que te ayuden a conseguir lo que necesitas.

 

3.- Desarrolla confianza y destruye el miedo

El miedo es algo natural, no es malo sentirlo, y de hecho tenemos que reconocer que existe para combatirlo. Nadie nace con toda la confianza, se va cultivando con las acciones que hacemos. Por eso es importante tomar acción, es la mejor cura para el miedo, y por el contrario, la indecisión lo alimenta.

El miedo es lo único que determina tu calidad de vida, esa distancia que existe entre lo que sueñas y lo que consigues. Alimenta tu cabeza con pensamientos positivos y toma acción lo antes posible, estas son las dos medicinas infalibles contra el miedo.

 

4. Piensa y sueña de manera creativa

Pensar de manera creativa no es exclusivo de algunas industrias, ramas o de las personas muy inteligentes. Pensar de manera creativa es cómo hacer las cosas mejor para vivir mejor. Cuando piensas que se puede hacer, tu mente busca la manera de hacerlo, o de mejorar lo que ya hiciste antes. Hay que elimina la palabra imposible de tu vocabulario. No hay una sola mejor manera de hacer algo, hay tantas como mentes creativas existen.

Experimenta lugares, restaurantes, amigos, vacaciones, etc. Pide más consejos de los que das. Las personas que se alimenta únicamente con sus ideas quedan se desnutren mentalmente. Por esto hay que convivir con personas que no están en nuestra industria, eso siempre trae ideas nuevas, frescas y diferentes.

 

5. Tú eres lo que tú crees que eres

Nuestro pensamiento regula nuestras acciones. La persona que piensa que es inferior, sin importar sus calificaciones es inferior. Para recibir el respeto de otros primero tienes que pensar que mereces ese respeto.

Piensa en tí a través de los ojos de tus superiores, jefe, clientes, etc. Desafortunadamente la gente juzga, no podemos hacer nada ante eso salvo lucir impecable. Y siempre piensa que tu trabajo es importante, que cumple una función vital en una cadena de cosas.

 

6. Maneja tu entorno

Las personas con las que te relaciones tienen un impacto en en tu éxito. Es una decisión tuya con quien te relacionas y pasas el tiempo. Elimina de tu entorno a las personas que piensan de manera negativa.

Cuando somos niños soñamos con ser los mejores, pero la información que nos llega nos dice que es tonto ser un soñador, que para llegara ser alguien se necesita dinero. Constantemente nos dicen “ni lo intentes“. Por eso existen tres tipos de personas:

  • Los que aceptan que el éxito es para otros
  • Los que lo aceptan parcialmente. Intentan, se prepararán pero después de unos años se acostumbran y aceptan que el éxito no es para ellos.
  • Los que nunca se rinden. Este es el grupo más feliz, y es apenas el 3% de la población.

La gente que piensa en grande nunca se ríe o asusta de grande ideas, por el contrario,  quien te dice que no se puede es la gente que nunca lo ha intentado.

Para que tu entorno trabaje en tu favor:

  • Ten amigos de varios grupos sociales, diferentes industrias
  • Ten amigos con diferentes puntos de vista, religión, etc.
  • Selecciona amigos que están proecupados por cosas importantes, interesantes, nada de la gente que se preocupa por lo que no tienes

 

7. Haz de tus actitudes tus aliados

Nuestras actitudes son espejos de la mente, representan lo que pensamos. Cuando nuestras actitudes son las correctas, nuestras habilidades alcanzan su máxima expresión y efectividad, es entonces cuando llegan los buenos resultados.

Tres actitudes que tienes que desarrollar:

  • La actitud de “soy adicto a esto”.- Los resultados vienen en proporción a tu entusiasmo. Para contagiar a alguien primero tienes que contagiarte tú.
  • La actitud de que todos son importantes.- La gente te da más cuando los haces sentir importantes.
  • La actitud de servir primero.- Da prioridad al servicio, a aportar valor a otros, y el dinero vendrá por añadidura.

 

8. Piensa bien de las personas

El éxito depende de la ayuda de otros. La única resistencia entre lo que que eres y lo que quieres ser es la ayuda de otros. La manera correcta de ver el desarrollo profesional es como un elevador: la gente de arriba nunca jala a quien está a abajo, es la gente a tu lado la que te puede elevar con su ayuda y trabajo.

 

9. Convierte las derrotas en victorias

Estudia tus tropiezos y con ellos pavimenta el camino al éxito.Ten el coraje de ser tu principal crítico, deja de culpar a la suerte. Mezcla la persistencia con la experiencia y recuerda que todas las situaciones tienen un lado bueno. El fracaso es únicamente una estado mental y temporal si tú decides. Siempre que fracases aprende una lección.

 

10. Piensa como un líder

Conseguir un nivel elevado de éxito requiere el apoyo y la colaboración de otros.  Schwartz nos da varios principios de liderazgo:

  • Piensa como las personas que quieres influenciar, ponte en sus zapatos.
  • Sé humano en tu trato a los demás, demuestra que pones primero a otros antes que a ti.
  • Piensa hacia adelante, empuja e impulsa el progreso.
  • Si hablas de alguien, siempre habla de sus aspectos positivos.

 

En resumen, La Magia De Pensar en Grande es un libro profundo y sencillo, es una extraordinaria guía de acciones que debes tomar para alcanzar la vida que muy pocos pueden tener pero todos quieren. Ninguna idea aquí es revolucionaría o innovadora, pero son cosas que todos necesitamos escuchar una y otra vez para nunca perder el camino.

 

Gracias por llegar hasta el final de la lectura y, no te olvides, ¡piensa en grande!

 

×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)