Por qué me aficioné a escuchar podcasts

Por su conveniencia y portabilidad, se han convertido en una de mis fuentes de información e inspiración

 

En algún momento en 2010 escuché por primera vez un podcast. Aunque ya sabía que existía el formato como tal, todavía era un medio muy poco explorado para descubrir contenido interesante. Tuve un par de intentos suscribiéndome a algunos podcasts a través de la app nativa de mi iPhone, pero lo poco amigable de la app en ese entonces -y la poca variedad de contenido atractivo- hizo que desistiera al poco tiempo.

 

Por ahi en 2012 descubrí Stitcher y lo empecé a usar. Aunque no tenía las funciones ideales para mí, era mucho más usable que la app de Podcasts de Apple. Unos meses después conocí Downcast, y desde ahi no he cambiado.

 

Desde 2013 soy asidua oyente de podcasts. He encontrado en este el formato ideal para actualizarme, entretenerme, informarme y hasta educarme sobre muchos temas. Sumado a la conveniencia -que detallo más adelante- la variedad del tipo de contenido lo hace un  medio para todos los gustos y necesidades.

 

 

Y a todo esto… ¿qué es un podcast?

 

No voy a entrar en tanto detalle técnico, pero me desconcierta -más no me sorprende- que hoy por hoy todavía muchísima gente no sabe qué es un podcast. Ojo, y no tienen la culpa, no es que vivan bajo una roca, es que en realidad nunca se ha hecho un esfuerzo de educación del consumidor consistente y suficientemente masivo. Entiendo que donde no hay dinero de por medio, tampoco hay interés en promover un producto o formato. La adopción de este medio de consumo ha sido acelerada en los últimos 2-3 años, pero las proyecciones de ingresos por publicidad que podrían generarse han quedado grandes. La realidad es que ni las agencias ni los anunciantes han tenido claridad sobre cómo estructurar el soporte comercial para los podcasts, y mucho se debe a que tampoco existe mucha información que arroje un análisis cualitativo y cuantitativo como se tiene en cualquier otro medio.

 

Tan solo en Estados Unidos ya hay +57 millones de personas que escuchan podcasts, en los países con nivel similar de penetración de smartphones -el medio principal de escucha de podcasts- debería haber al menos un 10-15% de la población que los consume.

 

 

¿Por qué me gusta escuchar podcasts?

Las principales ventajas para mí son:

 

1) On-Demand.-

La conveniencia de poder escuchar mis podcasts a la hora que quiero.

 

2) Movilidad y portabilidad.-

70% del consumo de podcasts se da en un dispositivo móvil. Es maravilloso poder traer en tu teléfono el contenido listo para escuchar durante tu trayecto en el coche, en el gimnasio, corriendo y ¡hasta doblando la ropa!

 

3) Modo de suscripción.-

A diferencia de otros formatos On-Demand -como los programas de TV- los podcasts tienen la ventaja de que no necesitas entrar a navegar para ver qué hay, sino que automáticamente se descargan en tu dispositivo los episodios nuevos de los podcasts a los que estás suscrito.

 

4) Funcionalidades de la app.-

En Downcast, la app que uso desde hace más de 3 años para escuchar podcasts en mi iPhone, tengo funciones que me ayudan aún más a sacar provecho de este formato. Tal vez no es la única aplicación que tenga esas funciones, pero a mí es la que más me gusta.

a) Listas.- Tengo listas o categorías por temas bajo las cuales clasifico mis podcasts. Ejemplo: Tecnología, eCommerce, Productividad, Negocios, Lifestyle, Finanzas personales.

b) Reproducción acelerada.- Se puede elegir entre reproducir el podcast a velocidad normal, o a velocidades más rápidas (1.25, 1.50, 1.75 o 2). Yo escucho a 1.5.

c) Marcar contenido.- Generalmente los podcasts tienen un link donde se publican las notas de cada episodio, que contienen links a recursos mencionados o websites relacionados, y en algunos hasta la transcripción de la entrevista.  Así, con el botón de compartir en el celular, uno puede mandarse el link de ese podcast a diversas aplicaciones (mis apps pre-configuradas son: email, Evernote, Pocket, Twitter, Facebook, iMessage y Whatsapp). Esto me sirve mucho para acceder después a algún link o nota que quiero, especialmente porque casi siempre cuando uno oye el podcast está ocupado en otra cosa.

 

5) Variedad de temas.-

El crecimiento tan grande que ha tenido en años recientes la producción de podcasts ha logrado que los consumidores de este formato tengamos cada vez más opciones de contenido. Digamos que hay para todos los intereses. Para mí ha sido un recurso invaluable de información y de inspiración.

 

En una siguiente entrada del blog compartiré algunos de los podcasts a los que estoy suscrita.

 

 

×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)