Menos sueños y más acción

Planea a detalle tus propósitos de año nuevo para que efectivamente se cumplan

 

El optimismo de la primera semana de enero se puede empañar muy rápido si para fin de mes ya vamos descarrilados con los propósitos recién hechos. Y cómo no va a ser así, si esas metas generalmente quedan sólo en la memoria del que las pensó, y son más sueños lejanos que hechos sustentados por planes.

 

Aquí les comparto algunos tips básicos para que en diciembre te puedas sentir más satisfecho de lo que has conseguido en el año:

 

1) Escríbelos

Como dice el dicho: “Papelito habla”. Y así es, está comprobado que el que no apunta sus propósitos tiene menos probabilidades de realizarlos.

 

2) Metas inteligentes

Por sus siglas en inglés, S.M.A.R.T. (Specific, Measurable, Attainable, Relevant, Time-based), los propósitos inteligentes son los que cumplen con estas 5 características:

  • Específicos (Specific).- Sé lo más detallado posible en la descripción de tus metas
  • Medibles (Measurables).- Asegúrate de que tu propósito sea medible (en tiempo, cantidad, dinero, etc.)
  • Alcanzables (Attainable).- No tiene caso plantearte metas si no es realista alcanzarlas. No te fijes objetivos que sabes de antemano que no son asequibles aún haciendo esfuerzos extremos.
  • Relevantes (Relevant).- Que tus metas tengan un impacto positivo en tu vida personal o profesional, no pierdas el tiempo persiguiendo objetivos que no se traduzcan en mejoras sensibles en tu vida.
  • Basados en tiempo (Time-based).- El propósito no está completo si no especificas en cuánto tiempo vas a conseguirlo, para qué fecha.

En vez de decir: “Voy a aumentar mi ganancia en el negocio”.

Mejor: “Voy a aumentar mi facturación un 15% mes a mes, mediante la adquisición de al menos un cliente nuevo mensualmente y el incremento de al menos 5% la venta de cuentas activas, de aquí a junio”.

No decir: “Voy a dar mantenimiento a la casa y a organizarla mejor”

Mejor decir: “Voy a mandar pintar la casa en febrero, a cambiar la bañera en mayo y a pulir los pisos en octubre. Voy a arreglar el garage en enero, mi closet en marzo, la cocina en abril y a limpiar el archivo en junio.”

Siempre se pueden ir haciendo ajustes mientras no nos tomemos el pelo a nosotros mismos.

 

3) Diseña tus ambientes y forma nuevos hábitos

La forma de ir avanzando en la conquista de las metas es crear nuevos hábitos que sustenten el proceso. Ejemplo, si tu propósito es bajar 10 libras en los próximos 3 meses, un rediseño de ambiente básico es desaparecer las tentaciones. Haz una limpia y deshazte de cualquier comida o bebida que sea una amenaza para tu objetivo.

La formación de nuevos hábitos es una ciencia fascinante que nos enseña mucho sobre el comportamiento humano en todos niveles. Dos lecturas muy recomendables (están en inglés, no he encontrado sus traducciones), y con información muy amplia y detallada son:

Libro: The Habit Factor, Martin Grunburg

Website: James Clear (incluye otros enlaces a libros y artículos).

 

4) Planea a distancia y revisa el avance regularmente

La técnica que más me gusta para planear objetivos es ir de lo macro a lo micro. Ver el bosque y luego los árboles. Las “rocas gigantes” se vuelven imposibles de cargar de un intento, así que hay que romperlas en pedazos más pequeños para que resulten manejables. Sigue el método de “ingeniería inversa” y diseña de una forma regresiva (del fin al principio) todo lo que necesita pasar o cumplirse en el camino para lograr el objetivo buscado. Esto te llevará a poner micro-metas igualmente medibles y programadas mes a mes, semana a semana en tu calendario.

Haz una revisión cada mes y evalúa cómo va tu avance, y dónde hay que reajustar las piezas para no rezagarse. Y ya perfeccionando la técnica, puedes hacer revisiones más detalladas y con visión estratégica trimestralmente, recalibrando las acciones necesarias de cara al futuro.

 

Aprovecha el optimismo y la motivación de principios de año y entra en acción. Deja de soñar y ¡planea tu año!

×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)