Escribir bien no es únicamente para escritores

3 razones para perfeccionar esta habilidad

 

Muchas veces pienso que no le damos la importancia que tiene a escribir bien, a pulir nuestra expresión escrita. Si nos detenemos un momento a pensarlo resulta fascinante: absolutamente todo lo que leemos, sea bueno o malo, empezó como la idea de una persona, y escribirlo es su manera de comunicarlo al mundo. Novelas, anuncios, invitaciones, informes, mensajes, etc., son el resultado de la necesidad que tenemos los humanos por expresarnos. Es casi imposible escaparnos de la necesidad de escribir para comunicamos y, a pesar de que la escritura ya no es exclusiva de periodistas, artistas o intelectuales, muy pocas personas logran dominarlo y difundir sus ideas con claridad.

La importancia de la escritura ha aumentado radicalmente en los últimos años, con el internet y la democratización de la expresión escrita. La mayoría de nuestra comunicación se realiza a través de correos electrónicos, mensajes de texto, comentarios en redes sociales, artículos en blogs o revistas digitales. Escribir bien se ha convertido en una habilidad necesaria, no solamente en el ámbito profesional sino también en el social.

 

Mucha gente dice que no le gusta escribir o que no puede hacerlo, a mí eso me suena únicamente como un pretexto. No tenemos que convertirnos en literatos, ensayistas o poetas, lo único que se necesita es organizar bien nuestras ideas, utilizar las palabras correctas y darle sentido a nuestras oraciones. Cuando no somos escritores profesionales, tendemos a adornar mucho, utilizar palabras “elegantes” y dar vueltas a las cosas, pero lo único que conseguimos es ser reiterativos o que nadie nos entienda. Un buen consejo es revisar dos o tres veces lo que escribimos antes de publicarlo o enviar alguna comunicación escrita. Hay que preguntarnos si eso que escribimos expresa claramente lo que queremos decir y si está escrito de forma tal que las personas que lo van a leer lo entiendan.

Puedo pasar platicando sobre los beneficios de escribir bien, pero para seguir mi propio consejos voy a mantenerlo simple, voy a comentar los tres que encuentro más importantes tanto en el campo personal como en el campo profesional.

 

3 razones porque escribir con claridad es una habilidad necesaria

1.- Ordenar las ideas
Nuestra escritura personifica quiénes somos y cómo ordenamos nuestras pensamientos. Cuando escribimos, una idea se convierte en visible y en muchos casos permanente. Esto nos obliga a pensarlo mejor, a poner más atención y esfuerzo. Escribir bien es un ejercicio de edición, es tan importante lo que se incluye como lo que se deja fuera. Es más difícil ser breve y conciso para comunicar lo que queremos, que extenderse en textos reiterativos que sólo confunden. Pensar con precisión y escribir con claridad evitará confusiones y dolores de cabeza en el futuro. No encuentro una actividad donde este simple hecho no sea un beneficio.

2.- Ganar credibilidad
Escribir bien es una habilidad que pocos profesionales utilizan con frecuencia, ya que no brinda la credibilidad de manera inmediata, pero si se hace mal sí puede destruirla. La confianza se gana con un número mayor de habilidades y acciones, y escribir bien es una de las primeras. Actualmente cualquier persona que intente establecer una imagen de autoridad e influencia en su industria debe utilizar las redes sociales, ¿puedes imaginar conectar con colegas o socios si no te entienden?, ¿y con clientes o una audiencia?.
Sea un slogan, una invitación, un memorándum, una orden para hacer algo, o sencillamente una opinión, si está mal escrito no cumplirá con su objetivo (y peor, puede destacar por las razones equivocadas en redes sociales, entre tus colegas o con tus clientes). Si tus textos no conectan con su interlocutor, están destinados a desaparecer de la memoria de las personas, llevándose con ellos tu credibilidad.

3.- Diferenciarse de la competencia
En industrias muy competidas, la única manera de ganar un espacio y atención en el mercado es siendo diferente. Es prácticamente imposible que dos personas piensen y se expresen exactamente igual, nunca hay dos puntos de vista idénticos sobre el mismo asunto. ¿Cómo podemos dejar nuestra marca?, ¿cómo le comunicamos al mundo lo que pensamos?, ¿cómo demostramos que somos diferentes? Escribir es una buena manera de hacerlo.
Existen miles de artículos y libros sobre cualquier tema que se nos ocurra, por supuesto que en muchos temas ya casi todo está dicho, pero hasta ahora nadie lo ha dicho como tú y eso es lo que lo hace interesante y valioso, hay que aprovechar esa oportunidad.

 

Es posible vivir sin la habilidad de escribir bien, pero sería prácticamente un suicidio profesional.

Si la comunicación escrita es deficiente, las posibilidades de escalar los peldaños sociales y profesionales se verían muy limitadas. La falta de esta habilidad destinará a la gente a tropezar, caer, o en el mejor de los casos, quedarse donde está sin poder avanzar.

Escribir bien no es trigonometría, la magia es preocuparse por la ortografía y gramática, ordenar las ideas y escribir mensajes cortos y directos. Utilizar el lenguaje del interlocutor y asegurase de estampar una visión y lenguaje propios. Mantén el mensaje lo más simple posible para que lo entienda todo el mundo.

 

×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)