Consejos para tener un día ganador

5 acciones para crear un día positivo

 

Nadie es responsable de todas las cosas que nos pasan, pero sí somos completamente responsables de cómo reaccionamos ante ellas. Todavía mejor, es una decisión nuestra como empezamos el día, podemos dejar todo al azar o bien situarnos en un estado de ánimo positivo y atraer cosas favorables a nuestra vida.

 

Los primeros pasos en cualquier proyecto son determinantes en la dirección este tome. Exactamente lo mismo pasa con las horas del día, son las primeras las que determinan los resultados que vamos a conseguir.  Es indispensable invertir el tiempo y recursos necesarios para alcanzar un estado físico y metal óptimo, de ello depende que tan productiva y gratificante sean toda nuestra jornada.

 

Preparar el día es una cuestión de hábitos, nada más, no es esoterismo, no es suerte o algo predeterminado. Todos podemos hacerlo con un poco de disciplina. Somos lo que hacemos de manera repetida; llegar un día tarde a la oficina por tráfico es normal, pero si es una costumbre y no una eventualidad, es falta de preparación. ¡Qué suerte!, no necesitamos autorización de nadie para decidir con qué pie nos levantamos y cómo iniciamos el día. Si quieres convertirte en un imán de cosas positivas, aquí hay cinco acciones para empezar un paso adelante de los demás.

 

 

5 acciones para tener un día ganador

 

1.-  Toma agua y echa a andar tu metabolismo

Nada mejor para arrancar el día que tomando un vaso con agua inmediatamente al despertar. No olvides que durante las horas que dormimos el cuerpo se deshidrata, es esencial recuperar los líquidos perdidos. Todos los sistemas del cuerpo se verán beneficiados, pero el tejido del cerebro será el primero en agradecértelo. Esta sencilla acción echa a andar tu metabolismo y despierta el sistema inmunológico, reforzando su capacidad de reacción. Si lo haces de manera constante no tardarás mucho tiempo en ver los resultados, si puedes tomar agua tibia con limón, todavía mejor.

 

2.- Haz ejercicio para fortalecer tu cuerpo e intelecto

Hacer ejercicio únicamente con la intención de estar en forma o perder peso es un desperdicio. Por supuesto ayuda, pero no es su único beneficio.  Podemos decir que hacer ejercicio impacta incluso de manera directa tu productividad y carrera profesional. Se ha comprobado que la actividad física llena de oxígeno el cerebro, ayudándolo a procesar la información de manera más veloz. Estarás más agudo para aprender y comprender mejor la información que se te presente. Cuando llegues a la oficina no tendrás que tomar un tiempo para arrancar y, distinto a tus compañeros, estarás trabajando a otra revolución. Por si esto fuera poco, es también sabido que el ejercicio contribuye a ponernos de mejor humor.

 

3.- Desayuna para cargar tu cuerpo de combustible

Nadie llenaría el tanque de gasolina de su auto con basura, entonces ¿por qué hacerlo con nuestro cuerpo? Si queremos ejecutar nuestras tareas a la máxima capacidad, es muy importante poner atención cómo nos alimentamos. El desayuno es el alimento más importante del día. Puede llenarte de vitalidad para el resto del día o sólo darte un empujón para las primeras horas. Si no tienes mucho tiempo o no eres muy ducho en la cocina, no es problema, los smoothies son una excelente opción. Te ayudan a recuperarte después del ejercicio y te mantienen ágil el resto del día. Escoge frutas y verduras 100% naturales y mézclalos con algo de proteína y grasas saludables. Para ello incorpora nueces, leche de almendra y aceite de coco.

 

4.- Cárgate de información positiva

Las historias positivas no venden, no dan rating, es por ello que la televisión y el radio “les hacen el feo”. Ocupan muy poco espacio en su oferta y pocas veces son destacadas. Privilegiadas son las noticias alarmistas, los escándalos y amenazas, esas que llenan la transmisión, pero nos llenan de stress y nos impiden planear con claridad. Es importante estar informados, pero tenemos que limitar la cantidad de noticias inútiles y pesimistas que permitimos entrar por nuestros sentidos. Decide las fuentes y el tiempo que pasas informándote. Privilegia la información que te agrega valor, aprende siempre algo nuevo y ve el mundo desde varios puntos de vista. Descarga en tu celular una aplicación para organizar tus noticias, así como los medios que en ella se despliegan, haz una lista de reproducción de podcast con temas positivos, de superación personal o profesional y referentes a la industria en la que trabajas.

 

5.-  Prepara tu lista de tareas la noche anterior y sal con tiempo de casa

Llegar “derrapando” a la oficina para preparar una reunión no es la mejor manera de arrancar la jornada. Toma unos minutos la noche anterior para preparar tu lista de tareas y ordénalas por nivel de prioridad. Organiza todo desde el momento que despiertas, sal con tiempo de casa para llegar antes que tus compañeros o equipo a la oficina. Toma unos minutos antes que empiece la locura diaria para adelantar tareas de rutina como contestar emails o revisar presupuestos. Cuando todos lleguen, parecerá que llevas horas en la oficina y estarás siempre un paso adelante.

 


Mejorando nuestra organización y filtrando la información que consumimos podemos mejorar por mucho los resultados que conseguimos día a día.

 

×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)