Cómo planear un fin de semana productivo

 

5 consejos para aprovechar el fin de semana al máximo

 
Cuando hablamos de productividad, casi de manera inmediata nos viene a la cabeza la oficina o el negocio y su lista de pendientes. La productividad no tiene que ver exclusivamente con el ámbito profesional, productividad significa trabajar de manera eficiente con los recursos que contamos. Las personas más exitosas han logrado extender el concepto y convertirlo en parte de su estilo de vida, esto quiere decir que también podemos optimizar los recursos en nuestra vida personal. Es más, es una obligación si queremos alcanzar metas personales y profesionales. 
 
No se trata de mantenernos ocupados 24/7, eso sería exactamente lo opuesto. Estar muy ocupado no quiere decir que somos muy productivos. La idea es planear, identificar prioridades y evitar a toda costa acarrear el stress de la semana laborar al sábado y domingo. Hacer lo mismo que hacemos de lunes a viernes es un error, el fin de semana es una oportunidad para pensar, reflexionar, nutrirnos física y emocionalmente, además de descansar.  
 
 
Para personas altamente ocupadas, planear el fin de semana es tan o más importante que planear de lunes a viernes
 
De la misma manera que organizamos los días laborales para alcanzar objetivos, tenemos que planear los fines de semana. Muchas veces, más de las que quisiéramos, no somos dueños absolutos de nuestro tiempo; compromisos personales, actividades de los hijos o simplemente cosas que no pudimos completar antes, ocupan gran parte de nuestra agenda. Lo mismo pasa con el tiempo profesional, pero eso no nos exime de planear cada minuto de nuestra actividad. Como nunca antes, el tiempo es el recurso más valioso que tenemos para intercambiar, somos absolutamente responsables de invertirlo bien. 
 
 
5 consejos para aprovechar el fin de semana al máximo
 
1.- Elabora una agenda
Programa las cosas que tienes que completar. Establece prioridades y no dejes nada a la suerte. Define las cosas que tienes que completar forzosamente y asígnales el tiempo necesario. Utiliza aptitudes que no utilizas durante la semana y olvídate por completo del multitasking
 
2.- Empieza el día temprano
Evita a toda costa “quedarte” dormido. Estudios demuestran que nuestro cerebro empieza a funcionar a toda su capacidad de dos a tres horas después de habernos despertado. Por ningún motivo quieres empezar el sábado a las 12 del día. Recuerda, tu activo más valioso del fin de semana es el tiempo, es tu responsabilidad invertirlo bien.
 
3.- Haz ejercicio
Si quieres recargar tu día de energía, la mejor manera de hacerlo es empezar con el ejercicio.  Está comprobado que ejercitarnos en la mañana, además de hacernos sentir más productivos, nos hace sentir más contentos. Arranca el día con una buena sesión de cardio o una carrera por tu vecindario antes que el resto del mundo despierte y empiece a demandar de tu atención.
 
4.- Enfócate en la recuperación
Después de una larga y pesada jornada de trabajo, todos tenemos formas diferentes de recuperarnos. Encuentra la que más te gusta y aparta el tiempo necesario. Prémiate por el esfuerzo hecho, haz algo que te guste y te cargue de energía.  Tómate tiempo para ti, pide a tu pareja encargarse de los hijos por un par de horas y regresa el favor la semana entrante. 
 
5.- Haz algo divertido el domingo
Evita a toda costa la depresión pre-regreso al trabajo. En lugar de utilizar esas horas revisando mails de trabajo o perdiendo el tiempo viendo cualquier cosa en TV, aísla esos momentos para hacer algo que realmente tienes ganas de hacer, algo que quieras repetir cada fin de semana. Lee un libro, cocina en compañía de la familia, vean una película o simplemente reflexiona sobre todo los que conseguiste la semana que está a punto de terminar. Colócate en una nota alta para atacar la semana con más vigor y prepararte para otro excitante fin de semana.
×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)