5 pequeños hábitos de todos los días

 

Cómo alcanzar nuestros objetivos

 

Tener un plan a mediano y largo plazo es esencial para alcanzar cualquier meta que nos fijemos, pero es la disciplina el verdadero motor del éxito. Hacer el trabajo todos los días es la vía para llevar nuestros objetivos del sueño a la realidad.

 

Nuestros hábitos se forman del conjunto de pequeñas acciones que repetimos todos los días, de las tareas que de manera individual pueden parecer insignificantes. Nuestros hábitos definen nuestro estilo de vida, el estilo de vida es lo que determina si alcanzamos o no nuestros objetivos.

 

Existe el mito que se necesita repetir una acción por 21 días ininterrumpidos para establecer un hábito. La verdad es que todos somos diferentes y el tiempo que se necesita depende de cada persona, el hábito que queremos fomentar y nuestro entorno. Cuando queremos introducir un hábito nuevo en nuestro estilo de vida en realidad estamos modificando nuestro comportamiento, esto no tiene una fecha establecida, incluso pensar que nos falta X cantidad de días para terminar actúa de manera negativa al objetivo principal, que es modificar o introducir una conducta para ejecutarla casi de manera mecánica.

 

 

Soñar grande y dividir el sueño en pequeños objetivos fáciles de alcanzar

 

Lo que es cierto es que para cambiar nuestra vida hay que soñar grande, y para alcanzar los sueños hay que fraccionarlos en porciones fáciles de conseguir, establecer una ruta de pequeñas acciones que realizadas de manera repetida y ordenada arrojen grandes resultados. A las acciones diarias a las que me refiero son justamente nuestros hábitos.

 

Hasta ahora, la mejor técnica que se conoce para establecer un hábito nuevo consiste de tres pequeños pasos:

 

– Establece hábitos muy pequeños y fáciles de realizar, tan fáciles que parezcan ridículos, tan simples que se vuelvan costumbre rápidamente.

 

– Encontrar un espacio en la rutina diaria donde estas acciones encajen fácilmente. Siempre después de un hábito fuertemente arraigado y antes de algo que te cause satisfacción.

 

– Enfocarse en repetir la acción todos los días como parte de la rutina diaria.

 

Así, como nadie engorda ni adelgaza de la noche a la mañana, un sólo habito nuevo no va a cambiar nuestro comportamiento de manera inmediata. Es la repetición, su incorporación a nuestra rutina, lo que transformará nuestro estilo de vida y como  consecuencia la posibilidad latente de conseguir nuestras metas sin importar qué tan grandes parezcan.

 

Si estás decidido a cambiar tu estilo de vida y e ir alcanzando tus metas, desarrolla estos 5 hábitos.

 

 

5 pequeños hábitos diarios:

 

1)Hacer ejercicio.- además de inyectar energía a todo nuestro cuerpo, hacer ejercicio por la mañana nos asegura que todos nuestros sentidos estén en total funcionamiento el día entero. Nada como estar listo para enfrentar cualquier problema desde el primer momento que entramos a la oficina. No tienes que pagar una costosa membresía del gimnasio, desarrolla una rutina de ejercicios que puedas hacer en casa utilizando únicamente tu cuerpo.

 

2) Desayunar.- el tiempo es un lujo, aprovecharlo al 100% es nuestra obligación. Pocas cosas tan elementales como el desayuno, por algo se le conoce como el alimento más importante del día. Toma el tiempo necesario para desayunar en casa, come alimentos que te llenen de energía para las intensas labores del día, al mismo tiempo que te mantengan enfocado en las prioridades. Si no tienes la costumbre de desayunar, empieza por preparar un “smoothie” con frutas y proteína, en poco tiempo notarás la diferencia.

 

3) Construye relaciones positivas.- ya sabes lo que dicen: eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo. Dedica tiempo todos los días a fortalecer tu red de contactos, comunícate regularmente con ellos, intercambia puntos de vista, información y conocimiento. Un simple “hablé para saludar” o email casual hace toda la diferencia.

 

4) Lee.- las ventajas de leer todos los días son enormes, además de alimentar tu creatividad, estimular tu mente y reducir el estrés, la lectura mejora tu capacidad de concentración y análisis. Si es un hábito que no has logrado desarrollar, no te preocupes, empieza por un par de páginas al día, escoge un tema de tu interés y poco a poco aumenta el tiempo de lectura hasta completar una rutina diaria de por lo menos 30 minutos.

 

5) Agenda todas las actividades del día.- el dinero no es el único recurso que tenemos que cuidar, el tiempo es oro.  No pierdas el tiempo pasando de una actividad a otra sin tener claro la siguiente tarea que tienes que completar. Todas las noches toma 5 minutos para revisar tu agenda del día siguiente y establece las prioridades que tienes que terminar.

 

×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)