Episodio 115: 5 razones para trabajar por tu cuenta

TRANSCRIPCIÓN DEL EPISODIO

Si te ofrecen un trabajo en el que las prestaciones incluyen tres alimentos diarios cocinados por chefs muy talentosos, clases de yoga, masajes gratis, tintorería, guardería, acceso inmediato a la tecnología más vanguardista y libertad para ajustar tu horario, además de un salario por arriba de los 100 mil dólares anuales, ¿te interesa?

Curioso, porque después de 5 años como Retail Industry Manager en Google, Jasper Vallance cambió todo eso por la pasión que sentía por arrancar desde cero su negocio de consultoría.

Los datos actuales indican que apenas el 20% de los ejecutivos que dejan su trabajo corporativo para iniciar un proyecto independiente logran igualar o rebasar el ingreso que tenían cuando eran empleados y, a pesar de ello, cada día son más los profesionales que, como Jasper, dejan su trabajo para buscar la realización personal y profesional como emprendedores.

Es evidente que la motivación para arrancar un negocio propio no es exclusivamente el dinero o los beneficios asociados a trabajar en un gran corporativo. Estoy convencido de que lo que mueve a las personas a arriesgarse a buscar la realización es una combinación entre flexibilidad, libertad, responsabilidad social, participar en un proyecto grande, la oportunidad de tocar de manera positiva la vida de otros y continuar creciendo en muchos sentidos.

Por supuesto, no existe una formula que funcione igual para todos, sabemos que es posible llegar al mismo punto siguiendo varias rutas. Todos tenemos gustos, intereses y necesidades diferentes y, por lo tanto, también existe muchas maneras de satisfacerlos.

 

Se puede alcanzar la realización si tienes bien claras tus prioridades

Basado en mi experiencia, puedo decir que he trabajado en grandes compañías o y también por mi cuenta. He tenido buenos y malos momentos, y aprendí a disfrutar las dos cosas y sacar lo mejor de cada una.

Quien inicia un negocio propio pensando que todo es miel sobre hojuelas, es tan ingenuo como quien piensa que un empleo es la forma más segura de garantizar su ingreso.

Se puede alcanzar la realización profesional como emprendedor o como ejecutivo, pero lo que es verdaderamente vital para lograrlo es conocerte a fondo y definir tus prioridades. Solamente así podrás trazar un plan para conseguirlas.

Me tomó un tiempo encontrar qué es lo que me motiva e impulsa a realizar las cosas que más disfruto. Hoy sé que nada ni nadie puede decidir lo que es prioritario para mí, y que en la medida en que realice el trabajo necesario puedo alcanzarlas. Hoy disfruto la libertad y responsabilidad de decidir qué hago o dejo de hacer.

Trabajar por tu cuenta está lleno de retos y oportunidades. Brinda mucha libertad, pero para gozar de ella tienes que pagar con responsabilidades. Es tan válido intentar ascender en la escalera corporativa como elegir otro estilo de vida priorizando a tu familia o tu salud. Independientemente de lo que decidas, lo que no puedes dejar de hacer es decidir es qué es importante para ti. Si no lo haces, alguien más lo decidirá por ti.

 

5 Razones para trabajar por tu cuenta

Ya establecimos que el dinero y las cosas materiales no son las motivación suficientes para trabajar de manera independiente, ¿entonces cuáles son?

 

1.- El estilo de vida es tu prioridad

Ser emprendedor no significa trabajar menos horas y ganar grandes cantidades de dinero, esa es una visión muy pequeña de su significado.  Sin duda, el aspecto que más disfruto de trabajar por mi cuenta es que mis prioridades son el resultado del estilo de vida que quiero tener.

Cuando trabajas por tu cuenta, nada ni nadie puede decidir qué va primero en la lista de tus prioridades. Si aumentar tu ingreso es una prioridad, puedes dedicar más horas al trabajo, buscar más clientes o ampliar tu oferta de productos o servicios. No es fácil, pero si en verdad es importante para ti, encontrarás la manera de hacerlo. De igual manera, si pasar más tiempo con tu familia, viajar, regresar a la escuela o cambiar de industria es importante para ti, está en tus manos hacerlo.

Identifica tus prioridades y toma los pasos adecuados para conseguirlas. Cuando eres independiente, tener control absoluto de tu estilo de vida y alcanzarlo depende exclusivamente de ti.

 

2.- Te gusta trabajar con gente diferente

El éxito nunca se consigue trabajando solo, es el resultado de un equipo bien ensamblado y dirigido. No es una casualidad que los emprendedores más exitosos tienen la habilidad de trabajar bien con muchas personas, son excelentes relacionistas públicos y ejercen un buen liderazgo. Cuando encabezas un proyecto personal, necesitas la ayuda de muchos profesionales de diferentes industrias. Gran parte de tu trabajo será convencer a los posibles colaboradores que la idea es viable y vale la pena intentarlo.

Nadie es bueno haciendo todo, y trabajar por tu cuenta te permite buscar y colaborar con los mejores en cada campo.  Desde que trabajo por mi cuenta, he tenido la oportunidad de ampliar mi red de contactos y trabajar con personas en industrias que antes eran completamente ajenos para mí. Hoy puedo incorporar sus puntos de vista y conocimiento en muchos aspectos de mi vida profesional y personal. Esto, sin duda, me hace mejor por cualquier lado que se vea.

 

3.- Es importante para ti mantener el control de las cosas

La motivación de algunos profesionales es mantener el control absoluto de las cosas. Sabemos que para conseguirlo tienes que controlar todas las piezas de un proyecto. Ser independiente es la oportunidad para hacerlo. Piensa por un momento que puede elegir los proyectos en los que te involucras y no los que te son asignados. Decides el equipo con el que trabajas y los tiempos que inviertes en cada cosa. Cuando eres independiente tienes ese tipo de libertades, las cuales por supuesto que tienen un precio: la responsabilidad de tomar las desiciones. Si eres emprendedor, esto lejos de asustarte te inspira, porque cuando tienes el control de las cosas puedes controlar también tu destino.

 

4.- Tú estableces las políticas y cultura en el trabajo

Pasamos por lo menos el 30% de nuestro tiempo de vida en el trabajo. Muchas veces, es mas tiempo del que pasamos con familiares y amigos, así que lo menos que podemos hacer es trabajar en un lugar que disfrutemos.  Si vives esperando el fin de semana, estás desperdiciando esa parte de tu vida.

Empezar tu negocios propio es como tener un terreno limpio, en el que construyes absolutamente a tu antojo.

 

5.- Porque quieres cambiar al mundo

Por supuesto, ser emprendedor tiene una dosis muy alta de soñador, no encuentro otra manera para explicarlo. Intentar algo nuevo las veces que sea necesario hasta conseguirlo no es fácil. En el camino te vas a enfrentar muchas veces al rechazo o la indiferencia, pero la simple idea de mejorar tu vida y las de las personas hace que valga la pena intentarlo.

 

Toma unos minutos e identifica qué es importante para ti. No pienses en objetos materiales o dinero, piensa el estilo de vida que te permite conseguirlos, solamente así lograras la realización personal y profesional por largo tiempo. Porque como dijo Mark Twain: “Dentro de veinte años, estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que sí hiciste. Así que suelta las amarras, navega lejos del puerto seguro, atrapa los vientas del cambio en tus velas, explora, sueña, descubre.”

 

×
¡Regístrate en IC Latino!
Recibe información, avisos y contenido interesante. (Tu email es privado, ¡no hacemos SPAM!)